3 Motivos principales por los que existe el efecto rebote

efecto rebote

El adipostato explica en cierta manera la existencia del famoso efecto rebote, tan habitual en las dietas hipocalóricas. Por motivos fisiológicos siempre es más fácil recuperar peso tras llevar a cabo una dieta agresiva que bajarlo mientras llevas a cabo la misma.

  1. El metabolismo se ralentiza

Según este estudio, una pérdida de un 10% de kilos hace que el metabolismo se reduzca de manera superior a la proporcional. En el momento en el que recuperas tu dieta habitual, tu metabolismo sigue ralentizado, por tanto con igual consumo de energía vas a gastar menos debido a la decisión del adipostato, que ha decidido limitar tu gasto hasta que se reestablezca la normalidad en tu organismo. A la larga puede que no te haya servido de nada tu intento, y que además hayas ‘confundido’ a tu metabolismo. Este estudio lo demuestra:

http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/7632212

  1. El adipostato percibe más peligroso perder peso que ganarlo

Por pura evolución histórica, el ser humano ha concebido una mayor amenaza al hecho de perder peso que ganarlo. Ganar peso significaba acumular energías que podrían ser utilizadas posteriormente en momentos en los que alimentarse fuera más difícil o las condiciones del entorno fueran más extremas, por lo que nuestro organismo ha mantenido esas constantes a lo largo de los siglos. Es por ello que cuando nos descuidamos, ganar peso sea más sencillo, el cuerpo ofrece menos resistencia a este hecho porque lo ve más beneficioso.

  1. El ejemplo de las liposucciones

Anteriormente hacíamos referencia a que el organismo de los seres humanos posee un rango de kilogramos y de grasa que el cerebro considera como ideal. Cuando una persona se somete a una liposucción el cuerpo elimina grasa de manera súbita, sin que al hipotálamo le haya dado tiempo a adaptarse a esta nueva situación. Es por ello que el adipostato pondrá en marcha su maquinaria para regresar a ese rango ideal cuanto antes. Este estudio explica cómo en menos de 6 meses de someterse a una liposucción varias personas ya volvía a poseer valores de grasa similares a los momentos previos a la intervención:

http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/21475140

Compártelo: