Bajó 88 kilos comiendo pizzas y hamburguesas: ¿Cómo es posible?

Para la mayoría de las personas bajar de peso es una tarea bastante difícil que involucra dejar de consumir sus comidas favoritas, como dulces, pizzas y hamburguesas, es decir comida rica en calorías y grasas. Sin embargo, la historia de Anthony Brown es todo lo contrario, ya que, él bajó 88 kilos comiendo pizzas y todas sus comidas chatarras favoritas.

En este sentido, la mayor parte de las dietas para bajar de peso son de tipo hipocalórica; dicho de otra manera, las dietas implican comer pequeñas cantidades de alimentos saludables, bajos en grasa, carbohidratos y en su mayoría, se evitan comidas rápidas o chatarras como pizzas, papas fritas, hamburguesas, entre otros.

¿Es posible bajar 88 kilos comiendo pizzas?

Parece imposible que un hombre pueda bajar de peso comiendo pizzas y hamburguesas; no obstante, científicamente esto es posible gracias a un factor muy importante del organismo y este es el metabolismo. Para conocer como funciona y qué es el metabolismo, se debe considerar que este abarca a cada uno de los cambios que se presentan tanto biológica, como químicamente en las células del organismo.

Es necesario conocer que el metabolismo se ve afectado por diversos aspectos, entre ellos se encuentran las hormonas y la alimentación. Esta última juega un papel muy importante, debido a que, la cantidad de nutrientes que se introducen en el organismo por medio de los alimentos, determina la manera en la que este los absorbe y por consiguiente, el aumento o disminución de peso.

Así fue como este hombre bajó 88 kilos comiendo pizzas, hamburguesas y papas fritas en pequeñas porciones; el resultado fue un aumento y aceleración del metabolismo, que concluyó en la pérdida de peso.

¿Cómo Anthony Brown logró bajar sus 88 kilos comiendo comida chatarra?

Anthony Brown pesaba más de 170 kg con solo 34 años, cuando su hermana menor fue diagnosticada con diabetes; esto lo hizo reflexionar y empezar a buscar opciones para bajar de peso. De esta manera, probó diversas dietas para bajar de peso y todas del tipo hipocalórica (bajas en calorías) en las cuales se prohibía el consumo de comida chatarra, por lo que sólo comía alimentos bajos en grasa, tales como las ensaladas, jugos y agua. Sin embargo, estas dietas no lo ayudaron a bajar de peso, por el contrario, la falta de azúcar aumentaba su ansiedad, así como también las ganas de comer sus alimentos favoritos.

De esta forma, se dio cuenta que la clave para bajar de peso no estaba en dejar de comer, sino en consumir pequeñas cantidades que evitaran la necesidad de atracarse de comida. De este modo, comenzó una dieta basada en comer pizzas, hamburguesas, papas fritas y demás alimentos, en pequeñas proporciones, varias veces al día; todo esto acompañado de ejercicio físico. Es por ello que hoy en día, Anthony es un hombre sano y activo que bajó 88 kilos comiendo pizzas y comida chatarra.

Compártelo: