Cómo Disfrutar en Condiciones un Festival

Festival
Imagen destacada por Eva Rinaldi desde Flickr

Los festivales se han convertido en uno de los planes por excelencia para pasar fuera de casa unos días. Acudir al Arenal, FIB, Aquasella o a muchos de los otros festivales que se organizan en España durante el verano ha desplazado, para buena parte de personas, a las tradicionales vacaciones estivales. En muchísimos de estos casos la música y los artistas pasan a un segundo plano, y el verdadero atractivo de estos acontecimientos reside más en el ambiente que se forma y la gente nueva que se suele conocer que en los propios conciertos.

A día de hoy para sacar el máximo partido a un festival lo más importante es que vayas con una mentalidad abierta y dispuesta a convivir con un sinfín de personas de muy diverso tipo. De nada te servirá cerrarte en ti mismo y no interactuar con nadie, podrás sentirte demasiado aislado dentro de ese crisol humano. Además, ten en cuenta algo, si habéis decidido acudir a ese festival y no a otro es por algo, así que al menos en ese algo tienes un punto en común con el resto de personas.

Tampoco viene nunca mal haber escuchado a alguno de los grupos que tocarán en el citado festival. Aunque ya hemos dicho que para muchas personas la música no es lo más importante, si has pagado tu abono es para ver algún concierto, y siempre es más divertido hacerlo si puedes corear a voz en grito varias canciones de algún grupo que te guste. Si no, muchos de los conciertos a los que acudas te los vas a pasar deseando que terminen, y así no se lo pasa bien nadie.

Tener una guarida digna también es recomendable. Vayas o no a un camping, asegúrate de que sea un lugar cómodo. No pongas la tienda de campaña en cualquier lado o busques el sitio donde más ambiente se vaya a formar. Los primeros días son fáciles de sobrellevar, pero como no descanses bien, el festival se te va a acabar haciendo eterno.

Por otro lado, es recomendable que no lleves lo mejor de tu armario al festival. Es más que probable que te acabes manchando con cualquier líquido que te tiren o que se te derrame. Si tienes algún percance de este tipo (que siempre pasa) puedes acercarte a los puestos donde venden camisetas de algún grupo de los que tocan en el festival, y así te llevas un bonito recuerdo de esos días de fiesta y música.

Fuente: Eduardo Mongil

Imagen destacada por Eva Rinaldi desde Flickr

Compártelo: