Cómo Forman los Humanos los Terremotos

Terremotos
Imagen de Juan Pablo Ortiz desde Flickr

Las placas tectónicas eran hasta hace relativamente poco, las causantes de los terremotos, ya que, estas siete u ocho grandes placas se empujan por encima y por debajo de ellas debido a la liberación de la energía acumulada por la fricción, causando el terremoto.

Hoy en día, los terremotos duran más de 3 minutos, se localizan en puntos concretos y a nadie le sorprende ya. Si no me creen, pregunten en el Centro-Norte de Chile, donde la placa de Nazca está en constante movimiento.

Según explica Richard Davies a BBC Mundo, los fenómenos sísmicos provocados por humanos son muy comunes y ocurren constantemente.

«Una de las primeras veces que se tomó conciencia sobre este fenómeno fue en la década de los 60, en Estados Unidos, cuando se produjeron una serie de terremotos en Denver, después de que se inyectaran en el suelo desechos militares en forma de fluidos«, dijo Richard Davies (Líder del estudio publicado en la revista Marine and Petroleum Geology).

«Esa fue la primera ocasión en que se dieron cuenta de que inyectar agua bajo tierra podía causar terremotos«.

Las principales actividades que causan terremotos artificiales

  • Minería
  • Extracción de energía geotermal
  • Rellenar un embalse con agua
  • Inyectar residuos líquidos
  • Inyectar fluidos generados por el fracking (Richard Davies dice que no es uno de los mecanismos generadores de terremotos más importantes y peligrosos, pese a su actual fama)
  • Actividad y métodos convencionales de extracción de gas y petróleo

Por qué ocurre

«Imagínate un aerodeslizador. Si tratas de empujarlo, no podrás moverlo porque es demasiado pesado. Pero cuando lanza un chorro de aire por debajo, una persona puede moverlo con facilidad«.

«Lo mismo ocurre con las fallas bajo la tierra: no se mueven a menos que le añadas un fluido. El fluido lubrica la falla y reduce la fricción. Por esta razón la falla se desliza», explica Richard Davies.

Previsiones del peligro

La diferencia entre el fracking y la inyección de agua, es la diferencia entre preverlo y no poder hacerlo.

En el primer caso, pese a las protestas, el movimiento de tierras puede ocurrir entre la actividad del fracking o unas horas después, siendo mucho más previsible.

En el segundo caso, el agua puede mover las placas meses o, incluso, años después. Podría generar un movimiento sísmico o varios y su predicción es hoy en día es muy difícil.

Peligro real

«Lo que puede ocurrir, es que un terremoto en otro extremo del planeta transmita su energía al otro lado de la Tierra y la falla, que está muy bien lubricada porque durante años se le han inyectado fluidos, acabe moviéndose«, afirma Richard Davies.

«En otras palabras, la actividad humana la prepara para moverse, pero lo que dispara este movimiento es un terremoto lejano provocado por causas naturales«, señala el experto.

En conclusión el ser humano no “induce” los terremotos, sólo facilita el “desencadenante” (términos de los sismólogos), ya que son las causas naturales de otra parte del mundo la que mueve definitivamente la placa tectónica, cuya mayor movilidad si que es causada por el ser humano.

Si quieres ver más artículos de este tipo, Suscríbete GRATIS a nuestra membresía!

Fuente: http://www.bbc.com/mundo/noticias/2015/09/150915_terremotos_actividad_humana_lp

Compártelo: