El Chocolate Negro Arma Contra la Resaca

Chocolate negro
Imagen de La.blasco desde Wikipedia Commons

Cuántas veces nos habremos levantado un domingo con dolor de cabeza, malestar general y una sensación interna de que algo nos hubiera destrozado las entrañas. Salvo para el caso de algunos afortunados, tras una noche de sábado demasiado ‘intensa’ lo más frecuente es padecer estos síntomas comunes. Sin embargo, esa maldita sensación podría estar cerca de desaparecer si atendemos a los resultados a los que han llegado unos científicos españoles.

En un estudio de la Universidad Complutense de Madrid se ha descubierto que una molécula segregada por el propio cuerpo humano a través del intestino puede resultar útil para combatir el alcoholismo, y también el efecto posterior a una noche en la que nos hemos tomado alguna copa de más, o lo que es lo mismo, la resaca.

La molécula en cuestión se llama oleoiletanolamida (OEA) y se encuentra también formando parte del chocolate negro. Para llegar a la conclusión de que la OEA puede ser útil para luchar contra los efectos del alcohol, los investigadores madrileños, coordinados por Laura Orío, tomaron como base pruebas anteriores en las que se demostraban que la molécula era eficiente para tratar sensaciones humanas como la saciedad, y que podía actuar como protector de las neuronas ante un daño causado por la ingesta de alcohol.

Los científicos han probado estas teorías acerca de la positiva influencia de la OEA con respecto al consumo de alcohol realizando experimentos con ratas. Y han llegado a conclusiones muy esperanzadoras. Según han observado en sus estudios, al proporcionar dosis de alcohol a los roedores al tiempo que se les suministraba la citada molécula, los daños neuronales se reducían de manera significativa, por lo que los expertos no descartan que se pueda producir lo mismo en el caso de los seres humanos.

Todos estos hallazgos llevan a pensar que en el futuro podría desarrollarse una píldora que contuviera importantes cantidades de OEA como remedio a adicciones contra el alcohol, o incluso la resaca.

Hasta que ese momento llegue, y teniendo en cuenta que la oleoiletanolamida está presente en el chocolate negro podemos hacer la prueba de su eficacia frente a una buena juerga comiendo grandes cantidades del oscuro manjar en esos largos y duros domingos de resaca. Si esto tampoco nos funciona, y al final la píldora no llega a ser una realidad, siempre nos queda echar mano del único remedio que hasta el momento ha probado ser totalmente capaz de combatir con éxito la resaca: No beber ni una gota de alcohol

Fuente: http://elpais.com/elpais/2015/07/30/ciencia/1438273457_581062.html

Imagen destacada por La.blasco (Chocolate) [CC BY 2.0], via Wikimedia Commons

Compártelo: