La Vida Sin Olvidarte de Nada

La Vida Sin Olvidarte de Nada (super memoria)

Imagina por un momento que jamás te olvidases de nada de lo que te ha sucedido en tu vida. Seguro que alguna vez has deseado que eso le ocurriera a tu memoria. Nunca te dejarás las llaves en casa, jamás se te olvidará entregar ese proyecto tan importante a tiempo, y no necesitarás llevar lista de la compra al supermercado. Además, para los estudiantes sería perfecto, ni una pócima de Panoramix sería necesaria, con solo leer una vez los apuntes ya serías capaz de recordarlos y sin tener los nervios previos de poder quedarte en blanco.

Ahora bien, no todo sería tan bonito, también tendría, como todo, su lado negativo. Jamás podrías olvidarte de todos esos recuerdos que te perturban en el día a día, de los momentos vergonzosos que te gustaría dejar atrás. Las cuestiones que martillean tu conciencia seguirían ahí, impávidas, sin que el paso del tiempo pudiera rebajar lo más mínimo su incidencia en tu memoria. Y te toca convivir con ello, algo que no es fácil.

Estas situaciones que hemos descrito pasan en la realidad, no son cosas que solo le suceden a Scarlett Johansson en Lucy. En concreto, hay personas que sufren el llamado síndrome de la memoria autobiográfica excelente, también definida como hipertimesia. Las personas que sufren de este trastorno son individuos cuya capacidad cerebral está muy por encima de la media, y pueden recordar con nitidez recuerdos con todo lujo de detalles, como por ejemplo si hace cinco años, durante una rutinaria caminata hacia la escuela llovía o no, o el color del coche que se cruzó en el segundo semáforo.

Las primeras nociones que se poseen sobre la hipertimesia datan del año 2000, cuando una mujer norteamericana llamada Jill Bruce solicitó consejo médico al neurólogo de la Universidad de California James McGaugh, ya que no podía soportar el hecho de recordar todo cuanto había sucedido en su vida y estaba considerando la idea de llevar a cabo el suicidio.

Muchas de estas personas suelen tener problemas para relacionarse con otros seres humanos a causa de este trastorno, y se relaciona de manera directa con las fechas concretas, es decir, no les supone ningún esfuerzo recordar sus vivencias personales y propias asociadas a un día concreto.

Es cierto que en muchas ocasiones poder acordarse de todo es una gran ventaja en muchos aspectos, pero como hemos visto también puede conllevar inconvenientes importantísimos, porque en las personas con hipertimesia, el tiempo no es el olvido.

Fuente: Eduardo Mongil

Imagen destacada desde Pixabay

Compártelo: