Los Alimentos Imprescindibles antes del Running

El running es el deporte de moda. Cada vez es más frecuente salir a la calle y encontrarnos con muchas personas corriendo como si no hubiese mañana, equipados con vestimentas de dudosa estética y con ganas de comerse el mundo. Si tú también te has aficionado a esta sana disciplina no debes olvidarte de esto último: comer. Para que un motor pueda funcionar de manera adecuada se le ha de proporcionar el combustible adecuado. Nuestro cuerpo es nuestro motor, por tanto no podemos darle cualquier cosa, o su rendimiento se verá mermado.

Correr en ayunas en un sinsentido

Aunque muchos piensen que de esa manera quemarán más calorías, lo que producirá será que su entrenamiento sea de una calidad menor, provocando en muchas ocasiones el desánimo. Y en este tipo de actividades de sufrimiento la mente no puede tener distracciones evitables. Si no ingieres alimentos antes de la práctica deportiva te sentirás débil, y cuando lleguen los momentos de sufrimiento será más sencillo que optes por tirar la toalla. Ahora bien, tampoco se trata de pegarte un festín antes de correr, en el equilibrio está la clave.

Es poco aconsejable una comida copiosa antes de la sesión de running

Cuantos más alimentos ingieras, más peso acumulado tendrás en tu estómago, por tanto, más kilos tendrá que mover tu cuerpo. Esto se traduce en más esfuerzo. Además, si te pasas con la comida las posibilidades de sufrir un corte de digestión o el famoso flato aumentan exponencialmente.

Lo ideal es consumir zumos y líquidos, acompañados de alimentos cuya absorción sea rápida

Los hidratos de carbono son una gran idea para consumir antes de dar una carrera. La pasta, sin pasarnos con las salsas, el arroz, o los cereales son una muy buena opción, siempre y cuando los tomemos con un margen relativamente amplio de tiempo, ya que su absorción no es inmediata.

Justo antes de la práctica deportiva es recomendable ingerir zumos o batidos de frutas como el plátano

Los frutos secos también son buena opción, ya que tienen un alto contenido de glucosa, una sustancia que retrasa la aparición de la fatiga cuando hacemos esfuerzos físicos.

Ahora ya sabes qué comer antes de correr, pero lo más importante es tu actitud. Por mucho que te alimentes a la perfección si no estás motivado estos consejos no te servirán para nada. Todas esas personas con las que te cruzas a diario ya pasaron por esto antes. Así que ya sabes, ahora es tu turno de convencerte a salir a correr.

Fuente: Eduardo Mongil

Imagen destacada desde Pixabay

Compártelo: