Fue entrenado para ser un perro policía, pero le quitaron el puesto por ser tan tierno y cariñoso

Esta es la historia de Gavel, un pastor alemán que fue entrenado para ser un perro policía, pero le quitaron el puesto por ser tan tierno y cariñoso. Las razas caninas como el pastor alemán, pitbull y doberman, son conocidas entre otras cosas, por ser excelentes razas de perros policías, por ello, los dueños de Gavel creyeron que era perfecto para este trabajo, sin embargo, lo que sucedería, los dejaría totalmente impresionados.

Gavel, el perro policía cariñoso

Perro policía

Gavel vive en Australia, específicamente en la ciudad de Queensland; cuando era tan solo un cachorro fue entrenado para trabajar en la Casa de Gobierno de esta ciudad, como perro policía. Para ello, fue sometido a múltiples pruebas físicas, las cuales aprobó con honores.

Sin embargo, sus mejores cualidades no son olfatear armas, explosivos o capturar ladrones; Gavel, se diferenció de entre sus compañeros por ser el más tierno y cariñoso, lo cual, terminó por costarle el puesto como perro policía.

Entrenamiento para perros

Perro policía

El entrenamiento de los perros policía, consiste en el desarrollo de las habilidades del can, para el resguardo y protección de la sociedad. En este sentido, entre los tipos de adiestramiento que se llevan a cabo se encuentran: la socialización, obediencia, defensa y ataque.

De esta manera, los perros pasan por distintas etapas de adiestramiento en donde les enseñan a ser perros policías. Ahora bien, cuando los entrenadores comenzaron el adiestramiento de Gavel, se dieron cuenta que algo no andaba bien.

El comportamiento del can no era común, puesto que, se veía triste y sin ánimos durante el entrenamiento para perros. Lo que sucedía con Gavel, es que no quería ser un perro policía.

Esto debido a que, su personalidad no le permitía atacar a otros; por el contrario, Gavel siempre demostró gran sociabilidad y empatía con sus compañeros, tanto caninos como humanos.

Por todo lo anterior, el puesto de perro policía no le fue otorgado a este tierno y cariñoso animal.

Un trabajo ideal

Perro policía cariñoso

Pero, esta historia tuvo un final feliz; ya que, el gobernador de Queensland Paul de Jersey, observó a Gavel cuando este se encontraba en la residencia gubernamental tomando su entrenamiento.

Al darse cuenta, de los cariñoso y tierno que resultó ser el perro, decidió convertirlo en el Perro Oficial; cuya función es darle una calurosa bienvenida a todos los visitantes de la Casa de Gobierno.

Ahora, se puede observar al cariñoso perro policía merodeando por la residencia real; con una gran sonrisa y dispuesto a darle todo su amor y ternura a quienes se acerquen a él.

Compártelo: