Por qué Engordan Más las Mujeres que los Hombres

Sexos Opuestos Ligados

Muchas mujeres se preguntan, ¿Por qué engordan más las mujeres que los hombres, si ellas comen la mitad?

Pues bien, todo es cuestión de genética. Y si, también engordan más tras un embarazo con razón de peso.

Todo se remonta al tiempo de la prehistoria en el que los hombres y las mujeres tenían roles muy distintos a los de hoy en día.

Genética

Un hombre prehistórico corriente, no solía estar sentado tantas horas, ni siquiera 1/5 de las horas en las que estamos nosotros trabajando o descansando sentados. Eran hombres activos, que solían pasarse horas persiguiendo animales para poder mantener a su tribu o grupo en paz y a salvo, o por lo menos vivos y con la tripa medianamente llena.

Estos hombres no tenían forma de almacenar grasa, es decir, aunque la tenían, no la necesitaban porque tenían que correr rápido y dejar paso a la masa muscular para lanzar las flechas y lanzas mucho más lejos con su fuerza. La genética fue aprendiendo de ello.

Las mujeres prehistóricas, en cambio, no tenían que cazar para cuidar a los niños, eran ellas quienes cuidaban directamente de ellos, educándolos, criándolos, dándoles de mamar, etc. Es por ello, por lo que necesitaban la energía en un espacio temporal mucho más largo. Necesitaban grasas retenidas para poder amamantar a sus hijos en épocas de hambruna y poder hacer prosperar la especie.

Esa es la principal diferencia genética entre los hombres y las mujeres en cuanto a la quema o mantenimiento de grasas.

Para las mujeres, es mucho más difícil adelgazar, pues cuentan con muchas más enzimas que almacenan grasas dentro de ellas y muchas menos come grasas. Pero siempre hay una forma de conseguirlo.

Para los hombres en cambio, es más fácil. Tienen casi el doble de quema grasas y muy pocas enzimas que las almacenan, por lo explicado anteriormente. Ten en cuenta, que las hormonas también juegan un importante papel para crear más masa muscular.

Por lo tanto, se dice que los hombres consiguen quemar 50 calorías más por hora que las mujeres. Así que echa cuentas: 50*24 = 1200 calorías más que las mujeres. Y, probablemente, 1200 calorías en siete días sean cerca de un kilo de peso menos que si fuera el cuerpo de una mujer.

Así que, si eres mujer, ya sabes lo que tienes que hacer: tirar la televisión y estar feliz con tu relleno, pues es lo que ha podido construir este bello mundo.

Imagen destacada por Freepik desde www.flaticon.com con licencia de CC por 3.0
Compártelo: