Una de Leyendas Americanas

Cocodrilo desde alcantarilla
Imagen destacada por Jorge Gobbi desde Flickr

Las leyendas urbanas, qué fenómeno tan paradójico. Ese tipo de historias que nadie ha visto pero que todo el mundo conoce a alguien que conoce a un amigo de uno que es vecino de los implicados. ¿Cómo no acordarnos de aquel controvertido episodio de Ricky Martin y un perro que aún sigue siendo tema estrella de muchas conversaciones? Hoy traemos dos leyendas urbanas muy conocidas que forman parte de la cultura popular de los Estados Unidos.

La primera es la que habla sobre la presencia de cocodrilos en las alcantarillas de la ciudad de Nueva York. El rumor comenzó a extenderse debido a que se popularizó que algunos turistas que visitaban el sureño estado de Florida, lugar en el que habitan muchos de estos reptiles, se llevaran a sus casas crías de estos animales. Con el paso de los meses, los cocodrilos crecían y su cuidado dentro de una casa se hacía imposible, por lo que sus dueños decidían deshacerse de ellos arrojándolos por la taza del wáter. Una vez habiendo llegado al sistema de alcantarillado, los reptiles se habrían adaptado a la vida en las cloacas, reproduciéndose y mutando, transformándose en albinos y ciegos por la falta de luz.

No fueron pocas las historias de vagabundos u operarios de las alcantarillas que habían desaparecido en las cloacas de la Gran Manzana, hipotéticamente devorados por estos cocodrilos albinos.

Esta leyenda urbana sería posteriormente desmentida por cuestiones naturales. Los cocodrilos, habituados a los climas tropicales, no son capaces de soportar los rigores del invierno neoyorquino, además de no haber sido encontrado rastro alguno de estos animales en la ciudad.

Otra de las leyendas urbanas más extendidas en la sociedad es aquella que dice que Walt Disney está congelado a la espera de que en un futuro, cercano o no, la ciencia haya avanzado lo suficiente como para poder ser resucitado. Esta es una de las historias falsas más famosas de la historia de la humanidad.

El creador de la, seguramente, compañía de películas más influyente del siglo XX falleció debido a un cáncer de pulmón, y su incineración, llevada a cabo de forma privada, alimentó la creencia de que Disney había sido congelado. Esto fue alimentado porque los rumores apuntaban a que la familia del creador había estado informándose acerca de la criogenización, pero de ahí a que congelaran a Walt hay un mundo.

Estos son dos de los múltiples ejemplos que nos hacen darnos cuenta de que muchas veces solo debemos creer lo que percibimos por los sentidos, aunque elucubrar siempre es una tarea demasiado divertida como para dejarla a un lado.

Si quieres ver más artículos de este tipo, Suscríbete GRATIS a nuestra membresía!

Fuente: Eduardo Mongil

Imagen destacada por Jorge Gobbi desde Flickr

Compártelo: